¿QUIÉN ha vivido por encima de sus posibilidades?

Desmontando la propaganda neoliberal:

Quién es responsable, ¿los ciudadanos o el sistema?, y el cálculo de la culpa per cápita, con criterios objetivos.

— La propaganda de los gobiernos y toda las autoridades financieras internacionales insiste sin descanso en que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y que por tanto somos culpables de la crisis. Con esa justificación, pretenden que aceptemos los recortes a los derechos laborales, los recortes a las prestaciones sociales del Estado (Sanidad, Educación, pensiones, prestaciones por paro…), las subidas de impuestos sólo a los asalariados (IRPF, IVA, impuestos especiales…), para poder financiar  con ese dinero el siguiente rescate a los bancos. Bien, pues aquí va todo lo que se callan cuidadosamente.

ND-006 Gil de las Alfalfas 16-05-12

— Que si nadie nos puso una pistola en la sien para firmar una hipoteca desmesurada en vez de un alquiler, que si los que no se hipotecaron no tienen porqué que soportar ver cómo se ayuda a los despilfarradores, … Hay toda una amplia gama de argumentos, sobre todo para dividirnos produciendo envidia y comparaciones entre nosotros los asalariados, como si los enemigos fuésemos los unos frente a los otros.

— Hasta serían capaces de asegurar que la culpa entera de la crisis la tenemos los ciudadanos porque… ¿quién eligió a todos esos políticos corruptos, o les exigió que controlaran a los banqueros ladrones y especuladores criminales? Nosotros los ciudadanos, el electorado, claro. (“Tu castigo por no participar en la política es acabar gobernado por gente peor que tú.”  Platón, hace 2.400 años, no te jode el profeta…).
¿Prefieres el fútbol, la tele, el mundo del cotilleo, la juerga, los videojuegos y facebook, a leer sobre la POLÍTICA y la ECONOMÍA? Pues no te quejes de que Hitler te desahucia de tu casa… Viene a ser como decir que si el chorizo de la esquina te levanta las pelas la culpa la tienes tú por no saber defenderte.

— Pero no se habla, ni se menciona qué culpa tiene el sistema podrido (el chorizo de la esquina). Sería como esperar que el niño que ha roto el cristal de la ventana reconociera espontáneamente su delito. Ya podemos esperar sentados. Hasta reivindican y todo que la generalidad de los políticos y banqueros son honestos…

— Hay muchos argumentos a favor o en contra de la culpabilidad de nosotr@s los ciudadan@s por endeudarnos, y todos pueden competir entre si o solaparse, sin contradecirse unos a otros. Podríamos polemizar hasta el infinito si mi argumento moral vale más que el tuyo, pero así no avanzaríamos.
Vaya por delante que yo NO me he endeudado en los últimos 15 años (vivo de alquiler razonable, y mis únicos productos financieros de deuda contratados fueron el aval de mi alquiler, y dos tarjetas de crédito con un límite muy tacaño).
Lo que sigue aquí abajo es una defensa muy dura a favor de mis conciudadanos que SÍ se endeudaron. Pero sobre todo, es una defensa basada en DATOS OBJETIVOS e incuestionables, cuya interpretación espero que se os atragante a todos los que tratáis de moralizar y ejemplarizar desde el “todos hemos sido muy malos”, o el “yo me porté bien y vosotros mal así que joderos”.

— Punto 1: ¿QUIÉNES SE HAN ENDEUDADO REALMENTE?
Si la crisis de la deuda en España es debida a una deuda aparentemente impagable de cerca del 400% del PIB (4 veces toda la riqueza que España produce en un año), ¿cómo se distribuye esa deuda? Pues bien: cerca del 80% se debe al gobierno (los políticos, esos tan honrados); otro 80% se debe a las familias (los ciudadanos); y el 240% restante se debe a las empresas (grandes y peques, bancos incluídos).
Estas fuentes no son del todo actuales, pero son enormemente ilustrativas:
http://www.elmostradormercados.cl/grafico/al-igual-que-con-los-iceberg-lo-que-se-ve-es-apenas-una-parte-menor-de-lo-que-se-esconde-bajo-el-agua/
http://despilfarro.com/la-deuda-se-dispara-en-espana/

— Resumen: el 60% de la deuda total es culpa de las empresas (que se financiaron un cuento de la lechera en plan megalómano), otro 20% del gobierno (4 gatos que derrocharon a lo bestia en aeropuertos fantasma y AVEs a ninguna parte); y el restante 20% de los ciudadanos (para poder tener techo la gran mayoría de las veces).
(fuente: http://www.transicionestructural.com/transicion-estructural/monos-con-ruleta-o-la-mayor-estafa-jamas-contada-morosidad-en-espana/
Datos exactos, en porcentaje sobre deuda total:
Familias: 22%    Empresas: 37,5%    Entidades financieras: 20%    El Estado: 20,5%)

— Punto 2: ¿QUIÉNES HAN INFLADO LA BURBUJA DEL LADRILLO?
No se vayan todavía: aún hay más. Para que en la cima de la burbuja inmobiliaria España (con 47 millones de habitantes) empezara al año tantas viviendas como Alemania (82 mill. habit.), Francia (65 mill.) e Italia (61 mill.) juntas (=208 mill.). O sea, que España fabricaba tanta viviendas como paises con un total de MÁS de 4 veces nuestra población, Y MÁS RICOS. Lógicamente, la especulación y su responsabilidad en la burbuja del ladrillo (que hizo que las familias se endeudaran salvajemente si querían comprar casa) fue inmensa e indiscutible, y diluye aún un poco más la culpa de las familias. Las cifras sugieren que durante la burbuja del ladrillo cerca del 75% de las casas las compraban los especuladores, no los asalariados modestos. Nada que ver con la cifra adelantada por la exministra de vivienda trujilla, que pretendía que el 30% de las compras de vivienda eran “inversiones” (=especuladores).
Sin esa especulación demencial, las familias que compraron una vivienda sencilla habrían podido pagar (=endeudarse) precios razonables, y por tanto sus deudas no serían tan elevadas. ¿Quién vivía pues por encima de sus posibilidades? ¿Por qué ningún gobierno -ni Aznar ni ZP- hicieron nada contra esto?

— Punto 3: DEUDA PAGADA NO ES LO MISMO QUE DEUDA IMPAGADA
Podríamos añadir como criterio el pago o impago de la deuda de cada cual, porque una deuda que se va pagando más o menos cumplidamente hasta su vencimiento, me cuesta asumir que sea origen de culpa o de “estar viviendo por encima de sus posibilidades”. El problema estaría en la morosidad, y según la fuente (http://www.transicionestructural.com/transicion-estructural/monos-con-ruleta-o-la-mayor-estafa-jamas-contada-morosidad-en-espana/), las familias son responsables también del 20% de la morosidad total en España. Por tanto, morosidad total causada por el resto del sistema: 80%.

— Así que mi adjudicación provisional de culpas sería…
Responsabilidad de la gente: 20%; del sistema: 80%

— Punto 4: LA DOBLE FIRMA. Otra perspectiva interesante aparece si constatamos que cada deuda ha de ser necesariamente firmada, luego aprobada, por 2 PERSONAS: el acreedor y el deudor, así que el 100% de las deudas no tienen 100 firmantes, sino 200 firmantes (100% de deudas x 2 firmantes = 200). Vamos, que si las familias tienen el 20% de las deudas o el 20% de los impagos, no significa que tengan el 20% de la responsabilidad TOTAL (a calcular sobre 200, no sobre 100%), sino sólo la mitad: el 10%, pues el otro 10% era responsabilidad de los bancos que concedieron esas hipotecas a cada familia. Y a diferencia de las familias que a menudo son ignorantes en materia económica, el banquero que concedió la hipoteca a esa familia (que luego no pudo pagar) era un PROFESIONAL EXPERTO en evaluar la capacidad de solvencia de las familias.

— De modo que mi adjudicación DEFINITIVA de culpas sería…
Responsabilidad de la gente: 10% (y con atenuantes por los puntos 2, 4 y 5)
Responsabilidad del Sistema (banqueros, políticos, grandes empresarios y especuladores): 90% (y con agravantes)

— Punto 5: AFINANDO MÁS: EL VOLUMEN DE DEUDA PER CÁPITA
Más aún, y más interesante: si dividimos las cifras de deuda  por la cantidad de responsables físicos de haberlas FIRMADO (no los responsables jurídicos), obtenemos que la suma de dinero adeudado por cada familia hipotecada es ridículamente inferior a la cantidad adeudada por cada político y empresario (banqueros incluídos), pues sus responsables firmantes son muy escasos. La disparidad (de culpas) es atroz.
Por tanto, los políticos y empresarios que se han endeudado (vividores por encima de sus posibilidades), son muchos MILES DE VECES MÁS CULPABLES que las familias que se hipotecaron.

— Y desde mi punto de vista moral personal, a partir de determinado número de miles de veces el Salario Mínimo Interprofesional dejado en pufo al conjunto de la sociedad, debería de aplicarse la PENA de MUERTE. O sea, juzgar, condenar y ejecutar a una buena mayoría de los banqueros, empresarios, políticos, y grandes accionistas.

— Yo además exigiría que Hacienda emitiese certificados personales de culpabilidad crediticia, que yo, pudiendo haberme hipotecado perfectamente, no estoy dispuesto a admitir que YO he vivido por encima de MIS posibilidades. Y aprovecho para decir que prefiero con diferencia que se rescate a las familias que a los bancos, y que si tienen que quebrar en cadena, que quiebren todos hasta el último. Eso se llama selección natural. Los neoliberales lo llamaban “destrucción creativa”. Tengo un dicho propio para estas cosas: “Lo que se resiste a ser mejorado debe ser destruído”.

— Conclusión 1: El cinismo de quienes señalan que los ciudadanos tenemos la culpa de la crisis, es insoportable.
Conclusión 2: Los ricos y los políticos han vivido por encima de NUESTRAS posibilidades.

Un saludo a tod@s.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿QUIÉN ha vivido por encima de sus posibilidades?

  1. Cyberdarla dijo:

    Gracias… me ha encantado

  2. Feliciano Chacón dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo!!!

Deja un comentario, alabanzas, amenazas de muerte, críticas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s